jueves, 31 de mayo de 2012

"¡Maldita Sea!" de Ainhoa Rebolledo (CITA 2)

LA DESTRUCCIÓN DE LA GRAMÁTICA EN LA ANTROPOLOGÍA DE LA NOCHE MADRILEÑA


(manifiesto de la literatura futurista adaptado)


1. Es necesario destruir la puntuación disponiendo de sus signos (.,!?,etc) al azar, omitiéndolos siempre y cuando no sea estrictamente necesario. Las frases largas pueden dar el sentido de continuidad de la vida y la esperanza que este conglomerado de palabras no tendría. De otra forma. Se utilizarán preferentemente frases cortas.


2. La hortografía está más que obligada. No cometer ningún tipo de falta. Seguir la normativa de la RAE vigente. del 2012 o la de 1741, la que sea. No importa. !!


3. Los verbos deben usarse conjugados, adaptándose más bien sometiéndose, al sujeto. Con imposición. ¡Aquí manda mi declinación!


4. Todos los adjetivos deben escribirse adjetivados con un TOPE que dispare hasta el infinito las capacidades cualitativas de los mismos.


5. Algunos sustantivos –a elección– deben ir vinculados SIEMPRE a otro sustantivo, por analogía.


6. El SUBRAYADO es una estupidez. No se debe utilizar. Utilizar la cursiva, que para algo estamos en el S. XXI y tenemos procesadores de textos. Con o con licencia pirata.


7. El uso de las mayúsculas. De vital importancia. La antropología de la noche madrileña puede ser leída de diferente forma a la lectura tradicional (eso de empezar por la primera página y seguir hasta la última.) o también puede leerse solamente prestando atención a las MAYÚSCULAS, copiándolas en un papel para descubrir el mensaje satánico que realmente transmite esta novelista corta. También está la tercera opción: la de “haga lo que le parezca”.


8. Eliminar la lógica. La mujer completamente atrofiada por la jurisprudencia carece de todo interés: es importante que la protagonista reaccione visceralmente ante las situaciones más normales, menos complejas. Por consiguiente, la lógica deberá ser sustituida por la intuición. La intuición puede cambiar. Infinitas veces.